Los atrapaseguidores y los errores de los "enredados sociales"

¿Para qué crees que son necesarias las Redes Sociales en tu empresa? ¿Quieres muchos seguidores en tus Redes Sociales? ¿Cuántos? y...¿¡Para qué...?!

Reflexiona sobre estas cuatro preguntas. La mayoría de negocios están cayendo en el error de pensar que las Redes Sociales sirven para que "se les vea" para capturar seguidores como si el éxito fuera proporcional al marcador de número de personas. Si echamos un vistazo a las cuentas más populares en Twitter y Facebook podemos comprobar que la mayoría de ellas son de chistes, frases de amor o grupos sobre "personas que...", ¿y es por ello que realizan una campaña inteligente de Marketing? Vuelve a reflexionar...

Estamos deshumanizando nuestras empresas con el uso de las Redes Sociales como atrapaseguidores y lo hacemos de cualquier forma. ¿Te importa lo que piensan? ¿lo que necesitan? ¿lo que les gusta? ¿sabes a quién despiertas más interés? o ¿si no se lo despiertas a ninguno? Estás equivocándote y lo sabes, empleas un tiempo maravilloso para desviarte de tu público objetivo, de tus clientes, de tus influenciadores en el mercado, de tus referentes...No llores.

Si has llegado hasta este mini artículo ¡tienes suerte! Estás a tiempo de solucionar este despropósito estratégico.

¿Qué es lo que debes hacer?


Reorienta tu labor en estos medios, utiliza las Redes Sociales para:

- Buscar realmente a tu público objetivo
- Aprender de los gustos de tus clientes
- Conectar, hablar y empatizar con ellos
- Resolver dudas y reclamaciones sobre tus productos o de tus competidores
- Realizar promociones y campañas al gusto de ellos
- Aprender de buen grado de tus competidores
- Interactuar con negocios afines y sinérgicos

Si olvidas que el cliente es el centro de tu empresa, y que escucharle es lo más importante, las Redes Sociales no tendrán problema en jugar en tu contra, estas usando otra estrategia más para mirarte el ombligo y perder de vista el horizonte real de tu negocio; servir y ser útil a personas. Si no transmites estás perdido entre una nube infinita de ideas.


Ahora que ya lo sabes...comienza de nuevo. 
Anota las siete claves que te he facilitado. 
Ponlas de manera visible en tu pared, corcho o tablón. 
Piensa en ellas cada día antes de encender el ordenador.


Entradas populares