El Consultor ese señor con maletín...

La consultoría de empresas tradicionalmente se ha considerado como una élite de profesionales multidisciplinares en un edificio de cristal cuyas funciones se destinaban a grandes empresas con la ambición de competir, innovar y desbancar a sus rivales en el mercado. Así de claro.
Esta definición un poco "cruda" no es algo que yo haya ideado entre estas líneas, ¡qué más quisiera yo! es el resumen que obtengo en mi día a día como consultora entre mis empresas, amigos y posiblemente es la opinión que encontrarás si preguntas a cualquier persona por la calle.

Pero mi blog no se caracteriza por su "wiki-espíritu", no voy a tratar de resumir lo que otros mejor de lo que yo pudiera hacer nunca ya han hecho, voy a intentar a hacer una autocrítica hacia mí, mi profesión y todos los profesionales que me acompañan en esta fascinante ocupación.

¿Por qué una empresa necesita un consultor? A veces, la necesidad de mejora, la caída de un negocio o los cambios en el mercado y la economía cogen de imprevisto a muchos negocios que casi inexplicablemente ven mermada su actividad. Nuestra labor es detectar qué influencias internas y externas están interfiriendo y aportar una mejora continua en diferentes procesos.

Es común que los expertos en consultoría confundamos las necesidades de las empresas;  éstas precisan de soluciones rápidas, útiles y entendibles. La capacidad de generar informes por parte de un consultor de lenguaje inteligible es ilimitada, pero existe muy poca profesionalidad en ello, aunque aparente todo lo contrario.




Un buen consultor debe tener la habilidad de simplificar y que esto multiplique. Es un trabajador de campo, un activo para la empresa, no un generador de archivo, estadísticas y escenarios. La complejidad de nuestro trabajo debe quedar para nuestro seguimiento, y transmitir exactamente a las empresas lo que realmente necesitan; seguridad, simplicidad y solución.




Consultor no debe ser ese señor con maletín que deja informes encima de una mesa, ¡no nunca eso!

Me gustaría saber si ¿algún día dejaremos de ser elitistas en nuestra profesión y tocar la realidad de las necesidades de nuestras empresas?

Entradas populares