¡Eres una rana en agua caliente!


Si has observado con detenimiento el vídeo te habrás dado cuenta de...¡LO CALENTITA QUE ESTÁ EL AGUA!

Sí, somos una rana en agua caliente termorregulando nuestras circunstancias vitales al antojo de entes exógenos a nuestra propia existencia; una "cúpula" no interesada en nuestro pensamiento creativo, nuestra voz y nuestro desarrollo que, nos oprime, nos aplasta y hasta nos induce a una muerte de motivación y esperanza.

La vigilancia y la opresión limita nuestra capacidad de expresión y de creatividad como hemos observado en las imágenes. Normalizar la situación para que nos comportemos como el resto de seres, de manera homogénea, nos hace convivir con situaciones adversas programadas hasta la asfixia; es la actual situación de nuestro país. El miedo a ser diferente bloquea nuestras propias individualidades. Las cifras nos sitúan como un número, y lo hemos aceptado.

Lo curioso es que veces esa voz exógena, proviene de nosotros mismos. ¿Crees que es contradictorio?

Cuando piensas que es tu conciencia la que te indica que no saldrá bien algo o que no hay esperanzas ni salidas: ESTÁS EN UN ERROR. Reconoces el sonido interiorizado pero no la voz. Esa es la voz de tu miedo no la de tu conciencia, miedo que forma parte de un "sentimiento externo aprendido"; el "eco de la voz" de unos cuantos que te han invitado a pensar que no eres algo más. 

Esto ocurre también en las empresas, el sometimiento, la falta de comunicación, compañerismo y fluidez así como el tratamiento de los empleados como una herramienta o recurso normalizado; limita nuestra productividad. Secamos el talento que brota a nuestro lado.
El miedo, hace que el alma perezca. 

REFLEXIONA...


Piensa que el agua la caldean las circunstancias externas pero no olvides que talento es tuyo y que el salto...TE PERTENECE.


Entradas populares